Páginas vistas en total

jueves, agosto 06, 2009

Las claras birras (para una antología de lecturas de verano)

Una fiesta amiga y blancaherreriana. ¿Sabe usted lo que le digo? ¿Sabe usted a qué confusiones da lugar, y por definición, una fiesta blanca y herrera? Bien, a lo que íbamos. Hacía frío y la cerveza nos daba más frío. Es lo que tiene agosto. Y no necesariamente en Somorrostro, que añadiría Luis Manuel si Luis Manuel fuese otro.
Es posible que sobre la niebla que lame las lomas, que sobre las nubes, las silenciosas lágrimas de San Lorenzo interpreten en la sinestesia de la memoria el primer single, cree Luis Manuel o creería si Luis Manuel fuera otro, de Radio Futura, pura grima. Pero los años se han deslizado en su cuesta abajo como la niebla que decíamos que lame los pinares. Renublado de verbena. Y, si despejado, sin Régulo y sin Spica. Al menos, a estas horas, cuando sobre la gravilla otra lágrima tuya.

Tomado de Senén Severo Senosiáin Guardiola, Mis verbenas sin pasodoble, Pamplona, Miralasaméscoas libros, 2007.

No hay comentarios: