Páginas vistas en total

miércoles, noviembre 16, 2011

¿Qué pensar?

Anuncio visto en Marca, 16 de Noviembre de 2011, página 33.




Esto parecería adecuado para una encuesta de tipo Richard Wiseman: ¿Intentional or unintentional?

martes, noviembre 15, 2011

Un poema de John Romney

El que yo era

Soberbia de no enfrentarse
De amurallar el pequeño mundo,
El ridículo y soberbio rincón
De tan afamada e ignorada soberbia.
De no publicar estas dos líneas
que aquí incluyo como espejo.
Soberbia al despreciar el juicio ajeno
O al temerlo tanto que se evita.
Soberbia de dejar pasar los días
En la más arruinada de las torres.
Soberbia como otra cualquiera soberbia,
Lo cual es ciertamente paradójico.


Del original "Who I used to be", en Poems Found in a Bottle, 1968. Traducción ciertamente aproximativa que nos hemos permitido.

miércoles, octubre 26, 2011

Autopoema


Deshacernos de nuestra fase haploide
De nuestros semiclones
Cabeza y cola
Tan parecidos a nosotros
Pero puede decirse que la mitad del otro sexo
Lanzarlos al mundo
Ponerse manos a la obra
Deshacernos de nuestra fase diploide

martes, octubre 25, 2011

Flying planes can be dangerous


Ángel Expósito (ABC, 23 de octubre de 2011) se escandaliza y, como no nos importa que al final vaya a lo que vaya y apunte a lo que apunte, entresacamos una de sus frases a propósito de Libia, que los libios son unos salvajes que linchan de muy malos modos a sus no tan antiguos líderes. Escribe Expósito:

Que parece que somos muy majetes y resulta que en verdad apoyamos a unos salvajes con F-18, fragatas, submarinos... 

Pues bien, dado que la oración: 

I saw the man with the telescope

ya está muy vista, propongo que la sustituyamos como flor de la ambigüedad sintáctica para uso de maestrescuelas y otros intermediarios de apuntes por el citado fragmento -o más brevemente y con ventaja por el subrayado- del periodista de ABC, Vocento y otras hipóstasis e idiotetes, que decía San Gregorio Nacianceno.
Ahora bien, si concedemos en nuestra lectura malintencionada que puede haber salvajes con F-18, esto es, que los salvajes somos nosotros, estaremos infringiendo un teorema fundamental de la antropología comme-il-faut, a saber que si se usan bien los F-18, entonces no se es salvaje (en esta antropología, nadie es salvaje si llama salvaje a otro; en la otra sólo es salvaje el que llama salvaje a otro).
De lo que se sigue que, para evitar tal infringimiento, hay que advertir que “salvaje” es un predicado si no ética y moralmentemente neutro, sí al menos de difícil estimación y peor catadura.
Y, además, lo cierto es que hay salvajadas de una gran funcionalidad y que evitan engorros, cantatas y relaciones impertinentes. Por otro lado, qué más civilizado que las trabajosas narraciones sobre la muerte de Gadafi que han venido sosteniendo las nuevas autoridades libias, inasequibles al enmendalla y a otros desfallecimientos propios de sociedades francamente preestatales.

jueves, octubre 13, 2011

Soy español. ¿A qué quieres que te gane?

Soy español. ¿A qué quieres que te gane? -Acaba el mes de octubre, el de las noticias de Estocolmo. Además de los que se puede esperar y que son unos cuantos, nos ganan en términos absolutos (no nos molestamos en consideraciones demográficas ni en extricar premios científicos, etc.): Australia, Austria, Bélica, Canadá, Dinamarca, Holanda, Hungría, India, Irlanda, Israel, Noruega, Polonia, Sudáfrica, Suecia y Suiza, salvo error o más probable omisión.

domingo, septiembre 18, 2011

Qué tiempo tan feliz!

¿Dónde están más locos? ¿En el geriátrico del manicomio? ¿O en el manicomio del geriátrico? ¿Y dónde son más viejos?

jueves, septiembre 08, 2011

Curl your hair as you can – ¿Cuál es la conducta racional?

Imaginemos que volamos pasajeros a bordo de una gran aeronave junto con otros pongamos que cien sujetos mutuamente desconocidos más la acostumbrada tripulación si no siempre atendida, siempre atenta.
Y que, émulos del difunto capitán de El Poseidón, escuchamos con la incredulidad hipócrita que procura el verse introduits dans une histoire al sobrecargo preguntar si hay algún piloto entre el pasaje. No hará falta imaginar que no lo somos, así que pilotos lectores, absténganse. Tampoco que alguna gravísima contingencia, y no necesariamente una intoxicación alimentaria, ha dejado fuera de juego a los pilotos.
¿Qué debemos hacer? Si, como es probable, no hay ningún piloto a bordo aparte de los uniformados y nadie levanta la mano y se ofrece para lo que sea menester pilotazale, nada se habrá ganado –y puede que perdido todo hasta pascalianamente hablando.
En cambio, si aseguramos –quiebro en la voz ahogado– estar en posesión de la envidiable acreditación de piloto, existe alguna probabilidad de que, una vez encomendada la tarea heroica que nos aguarda, la llevemos a cabo a satisfacción de todos los finales felices.
No se olvide que no podemos retrasarnos en presentarnos ante todo el pasaje asambleario con más retraso del debido pues la duda puede crear sospecha acerca de nuestra impostura y de aquélla resultar un motín con todo su atavío y mito populachero y negatifo, lo que no dejara de dejar de parecer reprensible a los monopolistas ángeles de las alas.
Téngase en cuenta por último, si pareciera racional presentarse como piloto, que el triunfo –pobre triunfo pasajero– ecológico del argumento podría llevar a un overbooking de comandantes, entre los que incluso podría contarse algún piloto verdadero y experimentado, el cual habría de someterse al correspondiente concurso oposición antes de hacerse con los mandos, y esto sólo si finalmente él es el agraciado para enhorabuena –hipotética– de todos. 

lunes, mayo 23, 2011

Soneto en -ix

No en galo reducto dudoso jefe
Escudo lo porta en griega noche
Que son canta mezclado sotto voce
En Jalisco nunca en México D.F.

Sin encontrarse  meque nunca trefe
Retratado adusto del Maler Otto
En aquel viaje vago hacia Ascó en moto
O en aquel otro que arrobado de fe

Licidad y galvana y whiskies dycs
Le llevó raudo al oeste de Java
Galopando mudo como Tom Mix,

Allá donde el azufre bulle y lava
En su pendrive  apenas floppy dicks
Que vela al viento el agua y la sal lava.

domingo, enero 09, 2011

Ciclos y retorno hay cuando algo cambia o ha cambiado

Lo periódico se entiende como sujeto a una ley que sobrepasa a los individuos en su indivualidad; pero esa ley puede pertenecer al reino del azar. Climatéricos lustros son así la imagen de las múltiples causas que concurren en la carrera (que para imagen ésta) de nuestra vida, y que sin ningún propósito ni certeza vienen. Y de aquí sigo yo que grande es la reconciliación que nos exige todo retorno eterno, porque si todo cambia no hay dos sino uno y sujeto a tales condiciones que es más bien nada.

Federiquito Noche, L'Année dernière à Moenchengladbach, Netzer Verlag, Coesfeld, 1901.

Lo periódico se entiende como sujeto a una ley que sobrepasa a los individuos en su indivualidad; pero esa ley puede pertenecer al reino del azar. Climatéricos lustros son así la imagen de las múltiples causas que concurren en la carrera (que para imagen está) de nuestra vida, y que sin ningún propósito ni certeza vienen. Y de aquí sigo yo que grande es la reconciliación que nos exige todo retorno eterno, porque si todo cambia no hay dos sino uno y sujeto a tales condiciones que es más bien nada.

Federiquito Noche, L'Année dernière à Mönchengladbach, Netzer Verlag, Coesfeld, 1901.