Páginas vistas en total

miércoles, mayo 02, 2007

Sarkozy

No estoy oyendo a Sarkozy, que en la mayoría de los mundos posibles sería un simple botarate. Por lo que deducimos que el mundo que habitamos pertenece a un raro subconjunto de medida cero que el índice de Dios ha señalado singularmente para nuestra perplejidad, conclusión que a Leibniz le produciría unas calenturas hannoverianas.
Pero corrijo mi juicio a la vista de la definición académica de botarate ("Hombre alborotado y de poco juicio"), pues el juicio de Sarkozy es suficiente si consideramos algo así como la mónada Sarkozy y, desde luego, no tengo mayor interés en negarle juicio o prendas a este hombre. Lo que sucedería con Sarko es más bien que apela a la disminución o eclipse total del juicio de los demás, lo que no se sabe muy bien si es virtud de sabio gobernante o de más sabio todavía demagogo, figura ésta ciertamente admisible salvo en el caso de efusiones sentimentales programadas: "Tout au long de cette campagne je suis allé à la rencontre des Français avec mon histoire, avec ce que j’ai appris de la vie, avec mes souvenirs, avec mes émotions. J’y suis allé avec en moi toute la volonté de changer les choses. J’y suis allé avec mes rêves de jeunesse qui ne m’ont jamais quitté. J’y suis allé avec ma longue expérience politique qui m’a tout appris. J’y suis allé avec tout ce que l’exercice du pouvoir m’a fait découvrir, avec toute la douleur à laquelle il m’a été donné d’être confronté." O como diría alguno Jardin du mois de mai, où êtes-vous ce soir?

2 comentarios:

FPC dijo...

Iba a escribir algo en mi bitácora pero desisto. No se puede hacer mejor resumen.
Saludos.

Anónimo dijo...

Sarkoma ya ha ganado. El botarate juicioso y amigo de los negociantes ha triunfado. ¿Será la italianización de Francia? (ni yo me entiendo, pero ahí va la "propuesta"). Ya sabrá don Sarko la diferencia entre la voluntad y la realité; salvo que todo lo acabe arreglando la policía, probabilidad más que probable...