Páginas vistas en total

domingo, octubre 01, 2006

Además de Buridán

No hacer nada por Zenón; pero tal cosa supone pasar de la no representación a la representación de la meta. Pongamos entonces no hacer nada por Queneau. O, por decir no demasiado, no hacer nada por las imperfecciones consiguientes a toda obra humana (1). O ver las imperfecciones como desviaciones desde una perfección a otra: Una metafísica que se colapsa porque las mónadas no pueden tener pequeños incrementos. O no hacer nada porque todo (nuestras acciones incluidas, of course (2)) es necesario. Pero vemos que ncesitamos las representaciones de las diferentes pluralidades sobre todo cuando afirmamos la unicidad de todos y cada uno de los caminos efectivamente dados. No se conoce a Leibniz por las garras.
De Hans Bohm, The American who died of a definite article, New York, Frontier Press, 1967.
(1) Tal aserto es perfeto. La ley de Murphy es teoréticamente optimista, pues toda ley ha de fallar de acuerdo con la ley de Murphy. (N. de P.S., ferpectamente)
(2) "faltaría más", en el original.

1 comentario:

Javier dijo...

"The American who died..."
("My vocabulary did this to me" JS)

Lo de JS dicen que, en el fondo, fue por su criptocalvinismo recalcitrante y ya se sabe que lo que hay que ser es católico porque es la única verdadera. Le pasó lo que le pasó por purista o puritano, hasta en el béisbol.

Pero aquí, en La Rioja, no pasan esas cosas.