Páginas vistas en total

jueves, diciembre 14, 2006

Campos gravitatorios, magnéticos, de pan llevar

Los de pan llevar son campos que pueden acogerse a multitud de modalidades. Los campos magnéticos -al proporcionar con los pequeños imanes una rara aunque controlable experiencia-
se reservan su prestigio invisible de gabinete frente a las chispas, los papelitos o los pelos de punta de su contraparte eléctrica. Pero el campo gravitatorio no se lo salta uno. Lo "hay donde quiera que vas", como la gente de Viva la Gente, Up with People, que parece que ha perseverado en su ser, pese a que algunos identificamos a ese conjunto innumerable de músicos o lo que sean con una época y una edad que pensábamos que sólo eran de carácter alucinatorio o quizá virtual avant la lettre.
En mi caso, los correspondientes campos estaban apantallados, aunque quizá únicamente por un no tan raro azar. No estuve. Oí relatos de su concierto en un lugar del que nos separaba un campo de ir con bocadillo; apenas sentí el magnetismo que había inundado a los narradores histéricos del evento músico-angelical y la aceleración gravitatoria tampoco se dio por aludida aquel clinamérico año. La gente a cuerpo gentil; pero sayones arriba, como Los Inhumanos.

No hay comentarios: