Páginas vistas en total

viernes, enero 25, 2008

Día del cursi literario y día del cursi fatigado

I

Este día, viernes, he mirado el correo electrónico. Alguna basura. He asistido a un seminario. He hecho algún trabajo de oficina. Algo he trasteado con un par de ordenadores. He buscado un rotulador con el que escribir en un CD. He tomado una cerveza. Como. He ido a clase. Había caminado hasta el lugar donde recibo la clase. Camino después. Tomo un café. Camino más y me siento a escribir. Eso es todo, Viernes.

II

Me levanto o casi no. Con sueño. Por la calle, comento a alguien que llego al viernes cansado. Es que completar la semana laboral cuesta. Disimulo unos bostezos en el trabajo o no los disimulo. No cojo el coche ni el autobús y me paso la tarde caminando. El café no me reanima. Viernes, estar cansado tiene plumas, recuerdan en los documentales de la dos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hoy cursi no, cursi resultas a veces sin proponertelo. el cursi literario no es cursi sino carente del mas minimo interes y el cursi fatigado tampoco es cursi, es un texto precioso.