Páginas vistas en total

miércoles, junio 27, 2007

Verbena

El verano comienza fresco y, así, las verbenas no carecen de osadía ni de chaquetas. Las verbenas del verano inaugural son amigas del solsticio y comienzan con la luz del día o -puede ser el caso- con algunos crepusculares chachachás que contribuyen a la frecuente melancolía de los que no bailan.
Como no hace calor, la cerveza se bebe como un jarabe para pasar el rato, 'tis bitter cold, que se dice en las ocasiones en que los fantasmas del subsuelo se animan a pulsarlo con su pie frío e inmóvil: a la quinta cerveza nos estamos imaginando a Hamlet padre andando sobre ruedas como David Lo Pan en Golpe en la pequeña China, que ya hemos visto cómo son de inconstantes los fantasmas.
Pero las verbenas concluyen con vasos de plástico por el suelo y un frío de noche envenenada, de ratonera a ratonera, como la música ratonera.

No hay comentarios: