Páginas vistas en total

viernes, junio 29, 2007

Hierba

Los cortacéspedes eléctricos imponen las mismas servidumbres que las motosierras eléctricas. El cable no es la menor ni es la única. Ello se pone de manifiesto cuando se trata de cortar hierba, de cortar hierbas o de cortar selvas.
Cuchillas en la hierba, que descabezan la flor, cuaderna vía para Wordworth y compañía. Al cabo de las horas, el jardín o lo que fue jardín parece una cabeza tiñosa. El motor de la máquina huele a alguna extraña fruta, el cable péndulo.

No hay comentarios: