Páginas vistas en total

lunes, junio 04, 2007

Recuerdo de un olvidado (1)

Nadie merece más nuestra memoria y sus ceremonias, aunque lo decimos por deducción y no por el recuerdo que nos lleva a valorarlo y a estimarlo como al que más. Y, con todo, pese a lo desnudo de nuestros archivos y pese a nuestros inexistentes relatos, tratamos de llenar el vacío de los discursos conmemorativos con la retórica de una energía solar y meridiana
Le recordamos sin poder recordarle. Sin identificarle. ¿Pero qué más daría ponerle un nombre distinto de los otros? Coincidiremos en nuestra amnesia. Nuestras incógnitas coincidirán en su sombra e insistiremos en el dulce cultivo de la memoria hasta que olvidemos que no lo recordamos.

(1) Todos los olvidados, el olvidado.

1 comentario:

marideliwes dijo...

Fuego y olvido, me ha costado un día acordarme :-)