Páginas vistas en total

domingo, noviembre 05, 2006

Dos poemas para elegir, ¿o son uno?

DONDE YO NO ESTUVE

Donde yo no estuve
allí habita una verdad infinita
en un pequeño corazón

Donde nunca estuve
guardianes de la verdad
me miraron curiosos
como yo perplejo

Allí donde no acabé de entrar
donde mis pies dudaron
donde no sostuve la mirada

En todos los lugares
del pasado, al que sé
que regresar no puedo

En todos los rincones
de una memoria arruinada

En todos los relámpagos
en mitad de las sombras.



DONDE YO NO ESTUVE

Donde yo no estuve
nadas se enroscaban en ceremonias de nada
que lo eran todo

Pensé que yo no merecía

que los arduos secretos eran ajenos
que sólo a mí esa verdad negada
en el prado, la taberna, las conspiraciones

juventud loca o edad de sueños frescos
que a juventud ociosa dieron

Donde nunca estuve
reuniones fastuosas
en torno de la abundancia
que otros celebraran.

Pensé luego que acabé por trivializar
Señora, así son de estado los secretos

Minucias de pesantez extraordinaria
Seguí envidiando la vida con secretos de los otros.
Alta filosofía de otros.

Me despreciaré con método y locura.

1 comentario:

Delia dijo...

A mi me parecen dos :-). Con el mismo título, pero dos. Yo prefiero el primero porque es sencillo, claro, con un ritmo que permite, mientras lo lees, irte un poco más allá y reconocer los lugares dónde te has ido. El segundo es, probablemente, mejor :-), más inquietante. Pero yo prefiero el primero, especialmente para los días en que las cosas no salen de corridillo.

Pero viene Borja y, sin leer tu blog, me habla hoy de la generación perdida a la que él piensa que le tocó pertenecer, de la cuadrilla de sus hermanos mayores, de todas las cosas que hacían y de como todo se iba esfumando a medida que a él le tocaba llegar a esa edad. Y pienso que él reconocería mucho mejor tu segundo poema. O no, porque, después de leerlos, va y me dice que son uno :-)

Creo que a nadie le gustaría reconocerse en el segundo poema, pero...lo que es seguro es que toooodosssss no estábamos.