Páginas vistas en total

miércoles, abril 16, 2008

Cuestiones de física

Las cuestiones de física (que se distinguen de los problemas en la terminología al uso porque no buscan una solución tras más o menos complicados cálculos, sino más bien enfatizar lo polimorfa que es la disciplina) aportan no sé si al estudiante o sólo al curioso lector un contrapeso a las presentaciones sistemáticas, y ello por más que las mismas cuestiones se organicen u ordenen racionalmente.
En efecto, las cuestiones -que se leen más rápido que los problemas- nos llevan a situaciones familiares (el rocío y la escarcha, los enchufes de una casa, las interferencias en el televisor,...) sin el peaje académico de los números y esas situaciones adquieren entonces el aliento de lo fantástico. Cierto es que los problemas son más individuales muchas veces ("un convoy de mercancías compuesto de locomotora, ténder y diecisiete vagones..."), pero esa individualización lo es a costa de un cierto formulismo administrativo. En cambio, el enunciado de las cuestiones acostumbra a abrirse a géneros literarios de perspectivas inesperadas y ello paradójicamente a través de cierto laconismo.
Del sistema se pasa a la historia, disciplina ésta, por cierto, que siempre ha tenido nostalgia del sistema.

No hay comentarios: