Páginas vistas en total

viernes, abril 20, 2007

Jornadas dia uno

Cabrera. El día post Messi, dejando manderecha El Maestrazgo. El público se diría que frío a fuer de discreto. La novedad del grupo es la opción por las terrazas: un grave error en el que no incurriremos.
No llevábamos oídos muchos pájaros ese día y había que reemplazarlos, compensar la falta, el déficit canoro. Se cita a Coleridge: "In Nature there is nothing melancholy" me parece, a vuelta con los ruiseñores; entre el follaje, cabe la puente, se presume, birds in the night, pajarracos y pajarracas, todos los pinzones en un árbol liándola y los pinzones, ya se sabe, con sus conversaciones de cofa a cofa.
Ramo, Doctor S. y Pedro se derivan hacia el tembloroso oficio del chiquiteo. Conversaciones médicas, indelicadezas teológicas, paradoja de un papa luterano, la noche es un recipiente al que no le vamos a levantar la tapadera.
Los vencejos -según se nos recuerda- se acunan varios miles de pies más arriba. Nosotros somos rupícolas de arrastre, con manazas y no con atrofiadas patitas. Del suelo se siguen levantando columnas de aire. El alcohol favorece extraños fenómenos adiabáticos entre la concurrencia, lo que quiere decir que la concurrencia define un fuera con el que no tiene más cálido intercambio. La poesía está hecha de crepúsculos entre ruinas subvencionadas y otros pasados que cantan cada día mejor.

1 comentario:

pdro dijo...

Me encanta la última frase. Aunque le amputaría "subvencionadas".